6 iglesias que debes recorrer en Guayaquil durante el feriado de Semana Santa

Extraído de: Empresa Municipal de Turismo

Catedral Metropolitana San Pedro Apóstol

Extraído de: Empresa Municipal de Turismo

La Catedral se levanta en el sitio donde estuvo la primera iglesia matriz de la Ciudad Nueva. Desde su antiguo edificio de madera se echaron al vuelo las campanas anunciando la Aurora Gloriosa.

Iglesia San José

La construcción de la iglesia inició en 1905, con la dirección del ingeniero venezolano Francisco Manrique y culminó en el año 1926, como se lee en la inscripción grabada en la fachada de la avenida Eloy Alfaro. Su fachada fue diseñada por el arquitecto italiano Francisco Maccaferri.

Iglesia San Alejo

Extraído de: Empresa Municipal de Turismo

Está ubicada desde tiempos coloniales en el sector de Los Astilleros, que se formaron luego de la mudanza de Ciudad Vieja, en 1690. Fue uno de los primeros referentes religiosos de Guayaquil.

Iglesia San Francisco

Extraído de: Empresa Municipal de Turismo

El aroma de una leyenda impregna la iglesia. Corrían los primeros años del siglo XVIII, cuando en 1702 se construyó una iglesia con su torre, en la entonces calle de Los Franciscanos, donde se iniciaba la Ciudad Nueva. 

Iglesia La Merced

Extraído de: Empresa Municipal de Turismo

El primer edificio de la Orden Mercedaria estuvo ubicado en lo que fue la Iglesia de La Concepción, en los terrenos del actual Museo del Bombero. La segunda edificación, en la actual calle Víctor Manuel Rendón (aunque fue varias veces construido por los incendios) y la tercera, en lo que se conoció como la capilla del Astillero (actual Iglesia de San Alejo), situada en la avenida Eloy Alfaro y calle Luzarraga.

Iglesia Santo Domingo de Guzmán

El primer templo que tuvo la ciudad estuvo regentado por los Padres Dominicos, quienes llegaron a Guayaquil hacia el año de 1548, según se lee en la placa que está situada en la fachada de la iglesia de Santo Domingo, al pie del entonces denominado Cerrito Verde, hoy cerro Santa Ana.

Sé el primero en comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*